factu.es.

factu.es.

Plazos y periodos de la facturación: cumplimiento y sanciones

Plazos y periodos de la facturación: cumplimiento y sanciones
Plazos y periodos de la facturación: cumplimiento y sanciones

Introducción

La factura es uno de los documentos más importantes en el ámbito de la facturación y contabilidad de una empresa, ya que es el comprobante legal para justificar una operación comercial. Por ello, es importante conocer los plazos y periodos de la facturación, así como las sanciones que pueden surgir en caso de incumplimiento. En este artículo, explicaremos todos estos aspectos con detalle.

Plazos de emisión de las facturas

El plazo de emisión de una factura es de suma importancia y debe ser cumplido por todas las empresas. El plazo generalmente varía en función del tipo de factura y del destinatario de la misma. Los plazos más comunes son:
  • Facturas emitidas a empresas: El plazo máximo para emitir una factura es de 30 días desde la fecha en que se realizó la operación correspondiente.
  • Facturas emitidas a particulares: El plazo máximo para emitir la factura es de 15 días desde la fecha en que se realizó la operación correspondiente.
  • Facturas rectificativas: El plazo máximo para emitir una factura rectificativa es de un año desde la fecha en que se emitió la factura original.

Plazos de entrega de las facturas

El plazo de entrega de las facturas es igual de importante que el plazo de emisión, ya que si no se cumple, el destinatario no podrá contabilizarla a tiempo. Los plazos de entrega más comunes son:
  • Facturas emitidas a empresas: El plazo máximo para entregar la factura es de 30 días desde la fecha en que se realizó la operación correspondiente.
  • Facturas emitidas a particulares: El plazo máximo para entregar la factura es de 15 días desde la fecha en que se realizó la operación correspondiente.
Cabe destacar que, en caso de que el destinatario no haya recibido la factura en el plazo establecido, podrá solicitarla al emisor por su cuenta. Si el emisor no puede facilitarla, se aplicarán sanciones por parte de la administración fiscal.

Periodos de facturación

Los periodos de facturación son los lapsos de tiempo en los que se realizan las operaciones y se emiten las facturas correspondientes. El periodo debe ser determinado por la empresa y ser coherente con el tipo de actividad que realiza. Algunos de los periodos de facturación más comunes son:
  • Mensual: Cuando la empresa realiza operaciones diarias y con distintos clientes.
  • Trimestral: Cuando las operaciones son menos frecuentes pero aún así se realizan de manera habitual.
  • Anual: Cuando el volumen de operaciones es bajo y, por tanto, no es necesario tener un periodo de facturación más frecuente.

Sanciones por incumplimiento

El incumplimiento de los plazos y periodos de emisión y entrega de las facturas conlleva sanciones por parte de la administración fiscal. Las sanciones pueden variar en función del tipo de infracción cometida y del tiempo de retraso. Algunas de las sanciones más comunes son:
  • Multa: La multa puede oscilar entre 150 y 6.000 euros, dependiendo del tiempo de retraso y de la cantidad de facturas no emitidas o entregadas.
  • Cierre temporal del negocio: En casos extremos, la administración puede proceder al cierre temporal del negocio por incumplimiento reiterado de los plazos de emisión y entrega de facturas.
  • Reclamación del IVA: En caso de no emitir o entregar la factura correspondiente, la administración puede reclamar el IVA correspondiente al emisor, quien deberá hacer frente a la deuda.

Conclusión

En resumen, el cumplimiento de los plazos y periodos de la facturación es fundamental para el correcto funcionamiento de una empresa. El incumplimiento puede conllevar sanciones económicas y pérdida de reputación en el mercado. Por tanto, es importante llevar un control riguroso de las operaciones comerciales y garantizar que se cumplan todos los plazos y periodos establecidos por la normativa fiscal.